Avatar

Ausum Cloud


20 May 2020

El teletrabajo es una tendencia que ha ganado enteros estos últimos años y que se ha visto reafirmada tras la epidemia global provocada por el Coronavirus. Crece la necesidad de implementar herramientas para trabajar de forma remota. En este marco las soluciones de escritorio virtual (virtual desktop) se han posicionado como un valioso aliado para las empresas y sus teletrabajadores.

No hablamos de plataformas de escritorios remotos que, aunque muy útiles, están más enfocadas a tareas de administración y asistencia remota. Vamos más allá, para facilitar el trabajo con un escritorio virtual remoto. Aquí es donde entran en juego plataformas de escritorio virtual tipo DaaS (Desktop as a Service) o las VDI (Virtual Desktop Infraestructure o infraestructura de escritorio virtual) basadas en la nube.

El entorno Cloud es aquí el gran protagonista. Ofrece toda una retahíla de ventajas como eliminar la necesidad de contar con hardware, una gran capacidad de escalabilidad, los costes controlados asociados al pago por uso, sin olvidar los backups y la gestión o el mantenimiento desatendido.

Windows Virtual Desktop, o cómo tener Windows 10 en la nube

La expansión de la COVID-19 ha dinamitado la necesidad de miles de empresas por este tipo de soluciones. Buscan que sus plantillas puedan seguir trabajando desde sus casas, y mantener su productividad desde cualquier dispositivo. El objetivo final es facilitar el acceso a un escritorio virtual, ya sea desde un PC, una Tablet o un Smartphone. Y que sea posible seguir trabajando de forma consistente desde cualquier lugar, con el entorno y aplicaciones que la organización requiera.

Windows Virtual Desktop es un servicio que presentó en el evento Microsoft Ignite de 2019. Propone un servicio integral de virtualización de escritorio y de aplicaciones, desplegadas y ejecutadas online. Básicamente, se trata de un método para ejecutar Windows 10 en la nube, sin tener que contar con una instalación en local en un equipo. Y lo hace brindando una gran experiencia virtualizada de Windows y Microsoft Office 365 ProPlus.

Windows Virtual Desktop es el único servicio basado en la nube optimizado para Microsoft Office 365 ProPlus y la única solución de virtualización que aporta una experiencia de sesión multiusuarios de Windows 10.

Características destacadas del escritorio virtual de Microsoft sobre Azure

Windows Virtual Desktop es una VDI que apuesta por la mobilidad (entendida como la accesibilidad desde terminales móviles, o mobile), la productividad y la seguridad. Y lo hace ofreciendo:

  • administración simplificada
  • Windows 10 multisesión
  • optimizaciones de Office 365 ProPlus
  • compatibilidad con entornos de los Servicios de Escritorio remoto (RDS)

Pone al alcance de la empresa implementar y escalar escritorios y aplicaciones de Windows (actuales y heredadas) sobre el backbone de Azure (con administración unificada en Azure Portal), todo en apenas unos minutos.

Una empresa puede así brindar a sus empleados o clientes una experiencia homogénea de escritorio virtual con Windows 10 multisesión, bajo un escritorio virtualizado de alta disponibilidad, siempre actualizado y accesible en cualquier servicio. A su vez garantiza la experiencia productiva con suites como Office 365 ProPlus y permite migrar los Servicios de Escritorio remoto (RDS) con una experiencia de administración e implementación simplificada en Azure (reduciendo la carga de TI con funciones integradas de seguridad y de administración).

Gracias a su capacidad de cargas de trabajo personalizadas permite proporcionar acceso a entornos con aplicaciones de visualización 3D (CAD/CAM) o de Machine Learning o Big Data, sin necesidad de proveer de hardware adicional e independientemente de la potencia de cálculo que pueda exigir este tipo de aplicaciones.

Se ha convertido así en una solución muy a tener en cuenta a la hora de poner en marcha una estrategia basada en el teletrabajo. Lo es tanto para empresas obligadas a reaccionar de forma urgente a los vaivenes del mercado (la situación provocada por la pandemia global ha dejado esto más patente que nunca), como para aquellas que tengan pendientes en su agenda el salto a este modelo laboral.

Garantías de seguridad y control total sobre los costes

Pero de poco serviría un sistema de este tipo si no cumplieran con rigurosos estándares de privacidad. Los ataques constantes de cibercriminales y las necesidades de autenticación en accesos no presenciales obligan a reforzar las medidas. Para garantizar los escritorios virtuales Microsoft ha realizado una importante inversión en la investigación y el desarrollo de la ciberseguridad (más de mil millones de USD al año). Asimismo tiene a más de 3.500 expertos en seguridad dedicados en exclusiva a la seguridad y la privacidad de los datos.

El alto nivel de seguridad de Windows Virtual Desktop lo hace apto para servicios financieros, proveedores de cuidado de la salud o agencias gubernamentales, entre otros, porque satisface las necesidades de conformidad regulatoria.

Podría pensarse que todo esto repercutirá en un coste elevado, pero no es así. Sigue el modelo de pago por uso, con la escalabilidad y flexibilidad por bandera. Así, se pagará solo por las instancias de Azure Virtual Machines y Azure Storage consumidos durante el uso que se haga del servicio.

Ante la necesidad de implementar esta plataforma hay que contar con socios expertos en estas tecnologías. Aquí es donde Ausum Cloud entra en juego y puede ayudarte. Si necesitas más información sobre cómo lo podemos hacer, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.