gpacheco


15 Oct 2020

La migración al Cloud de las aplicaciones críticas para el negocio es uno de los debates más candentes del mundo CIO. Todavía existen empresas que no han desplegado sus datos críticos en el Cloud, y algunos de sus responsables indican que la falta de visibilidad, resiliencia e inseguridad eran los motivos principales de esta decisión.

En este artículo queremos romper este mito y ofrecer un puñado de buenas razones por las cuales los datos críticos deberían estar en el Cloud.

En este artículo queremos romper este mito y ofrecer un puñado de buenas razones por las cuales los datos críticos deberían estar en el Cloud.

Define cuáles son tus aplicaciones críticas

El primer paso para decidir si migrar este tipo de aplicaciones es definir cuáles son. Esto dependerá completamente de cada tipo de negocio, sus ingresos, sus procesos y el impacto que tengan sobre los clientes.

Los sistemas más relevantes son aquellos sin los cuales la compañía no podría operar o supondrían una desmejora considerable de la experiencia del cliente. A pesar de que cambien de sector en sector, sí nos solemos encontrar con una serie de aplicaciones que suelen considerarse críticas por norma general: gestión financiera, GRC y sistemas de productividad y colaboración. Pero esto ni siquiera es una constante a lo largo de la vida del negocio. Por ejemplo, durante la pandemia, aplicaciones como la videoconferencia se han vuelto indispensables para la continuidad de muchos negocios cuando antes no lo eran tanto.

Al final, la decisión de qué infraestructura trasladar a la nube ha de tomarse con criterios estrictamente profesionales y objetivos. Y por eso elegir un partner adecuado puede marcar la diferencia.

Los sistemas críticos requieren de una infraestructura mejor

Uno de los principales retos a los que se enfrenta un CIO en la coyuntura actual es el de garantizar los datos críticos del negocio en todo momento, sin importar la situación. Los empleados no pueden prescindir de este tipo de información cuando haya, por ejemplo, actualizaciones de sistemas en marcha. Y, al mismo tiempo, la seguridad de la información siempre debe prevalecer y se deben mitigar los riesgos de pérdida y catástrofe. Esta tarea es compleja y, a menudo, demasiado cara. Pero los proveedores hiperescalares de servicios Cloud como Azure o AWS ofrecen una serie de elementos de infraestructura que los convierten en las mejores opciones para desplegar este tipo de aplicaciones:

Escalabilidad y flexibilidad

Las necesidades del negocio varían en función de las necesidades de los propios clientes y no son constantes en el tiempo. Si construimos una infraestructura interna para dar soporte a nuestro negocio, nos será muy difícil adaptarnos a esta realidad, lo que se traduce en procesos ineficientes y gastos innecesarios.

Protección de la información

No se trata solo de mantener los sistemas en funcionamiento, sino de garantizar su seguridad. Y, en este punto, los proveedores de servicios Cloud cuentan con una serie de recursos más completos y de protocolos más estrictos que van a proteger estas aplicaciones críticas y, por ende, el negocio.

Disponibilidad y rendimiento

Independientemente de si tu negocio debe lidiar con picos de demanda muy pronunciados o no, los sistemas críticos siempre deben estar disponibles para los trabajadores, sin depender de actualizaciones o mantenimientos. Los empleados ya no aceptan que haya interrupciones del servicio, y menos aún los clientes. Esto supone otro gran reto para el CIO moderno. Además, el entorno del Cloud facilita también la modernización de las aplicaciones heredadas, tema que trataremos con mayor profundidad en otro artículo.

La migración al Cloud

Según el último estudio de Forrester (septiembre 2020), el 70% de los participantes estaba planeando o ya había migrado algunos sistemas críticos al Cloud. Además, el 12% afirmaba que iba a desplegar la totalidad de dichos sistemas en la nube. Estos datos son muy reveladores y reflejan cómo las decisiones de los CIO y los avances en la nube están acelerando la modernización de los sistemas empresariales más críticos.

Sin duda, una migración correcta de aplicaciones críticas a la nube pasa no solo por elegir al proveedor adecuado, sino por el apoyo de un partner de confianza que se haga responsable del funcionamiento y mantenimiento de tu infraestructura.

Al final, lo que la empresa busca es que sus sistemas funcionen lo mejor posible y estén seguros al menor coste, y para ello se ha diseñado esta infraestructura. La nube garantiza la seguridad de la información, los requisitos de compliance , un gran rendimiento y disponibilidad con baja latencia. En resumen, una mejora de los sistemas que no requiera de una gran inversión. Y por eso cada vez más empresas confían en migrar sus aplicaciones críticas a una infraestructura flexible, segura y eficiente, adaptada a las necesidades de cada negocio particular.

Si quieres migrar tus datos críticos al Cloud y necesitas ayuda, en Ausum Cloud estaremos encantados de apoyarte bajo nuestras premisas de eficiencia técnica y control financiero que siempre ponemos por delante en cada proyecto. Escríbenos a info@ausum.cloud y cuéntanos tu caso.

¡Nos vemos en el siguiente post!