Avatar

Ausum Cloud


25 Abr 2019

Multidisciplinar, polivalente, con mentalidad estratégica y orientado a resultados, pero, sobre todo, con habilidades tecnológicas. Así es el perfil de trabajador más demandado hoy en día. Se mire donde se mire, el talento tecnológico encabeza las listas de expertos más deseados, tanto para el mercado laboral actual como para todas las previsiones futuras. Ante un panorama tan competitivo, ¿qué puede ofrecer una empresa tecnológica para atraer talento profesional que marque diferencias?

El mercado laboral en el sector tecnológico

En la última década, la digitalización ha supuesto un vuelco en el mundo del trabajo. Cada vez quedan menos trabajos completamente analógicos y, en los próximos años, las tecnologías de la información y la comunicación lo impregnarán todo. Esto ha provocado no solo un aumento en la demanda de ciertas habilidades, sino que la explosión de compañías tecnológicas se ha visto acompañada de la necesidad creciente de trabajadores especializados y expertos en tecnología.

La tecnología avanza tan rápido que, en algunos casos, los programas formativos no consiguen seguirle el ritmo, generando un mercado laboral desequilibrado, con mucha demanda por parte de las empresas y pocos profesionales disponibles. Ante este panorama, la captación y la retención del talento se ha convertido en una asignatura central de las empresas tecnológicas. Para ello, ofrecer salarios competitivos es clave, pero no se trata del único factor valorado por los trabajadores.

Qué buscan los profesionales del sector

La gestión del talento, la experiencia del empleado o la felicidad y la flexibilidad de la plantilla son términos que cada vez cobran más peso en las políticas de recursos humanos de las empresas y, en particular, de las compañías tecnológicas. Construir una propuesta de valor estratégica, capaz de captar el talento adecuado, puede marcar la diferencia entre el éxito y el fracaso.

Antes de buscar recetas fáciles, se hace necesario saber qué buscan los profesionales en una empresa tecnológica. Según una encuesta de la compañía de recruiting Hays US, integrante de Forbes Technology Council, una amplia mayoría de los trabajadores del sector tecnológico aceptaría una rebaja en sueldo o en dar un paso atrás en su carrera para acceder al trabajo soñado, un trabajo soñado que cuente con la compensación y los beneficios adecuados, posibilidades de crecimiento y una cultura de la empresa atractiva.

Estos factores se repiten en otros informes. De acuerdo con el documento ‘Attract and retain top technology talent’, elaborado por LinkedIn, estas son las razones más habituales, ordenadas de mayor a menor importancia, por las que los profesionales tecnológicos cambian de trabajo.

  1. Buenas posibilidades de crecimiento profesional y de mejora en la carrera
  2. Mejor salario, compensaciones y beneficios
  3. Mayores desafíos profesionales con respecto al puesto actual
  4. Empleo más adecuado al perfil profesional y a las habilidades del trabajador
  5. Mayores oportunidades de tener un impacto positivo en el sector de trabajo
  6. Confianza en la compañía como marca y como cultura corporativa

Cómo captar y retener el talento tecnológico

Teniendo en cuenta la situación del mercado laboral en el sector (la escasez de talento tecnológico se prolongará durante la próxima década) y las demandas de los propios trabajadores, estas son algunos de los factores clave para captar y retener el talento tecnológico.

  • Proporcionar formación que contribuya a la mejora profesional del empleado y establecer oportunidades para el progreso de su carrera. El estancamiento profesional es, según el informe de LinkedIn, la principal razón por la que el talento tecnológico abandona una compañía.
  • Establecer de forma clara el propósito, la misión, los valores y la cultura de la compañía. Los empleados que entienden por qué están trabajando suelen estar más motivados y comprometidos con la organización.
  • Apostar por el talento interno. No solo se trata de retener al talento que ya está en la compañía, sino de apostar por él para que mejore y cubra las necesidades futuras de la organización. Contratar alguien nuevo es siempre más caro que apostar por un profesional de la casa.
  • Proporcionar un horario flexible y oportunidades de conciliación de la vida laboral con la familiar, sea cual sea la situación personal del trabajador. La flexibilidad es uno de los beneficios más valorados por los empleados.
  • Elaborar una propuesta completa de beneficios, que tenga en cuenta más que el salario y un bonus a final de año. Desde programas de deporte o bienestar hasta seguros médicos complementarios o planes de pensiones, existen multitud de beneficios añadidos que contribuyen a que el profesional elija una empresa por encima de otra.

En definitiva, atraer y retener el talento adecuado pasa por escuchar las demandas de los empleados y construir una propuesta sólida que les aporte beneficios tanto materiales como inmateriales. La flexibilidad, la carrera y la cultura corporativa pesan tanto como el salario a la hora de tomar una decisión laboral.

Imágenes | Pexels, Unsplash/Marvin MeyerHelena Lopes