Avatar

Ausum Cloud


01 May 2020

Las nuevas tecnologías están demostrando su potencial a la hora de adaptarse a los escenarios actuales. Optar por la plataforma adecuada es clave para, ya no solo sobrellevar situaciones extremas, como puede serlo una pandemia global que difícilmente se podía prever, sino para salir airosos e incluso reforzados.

La posibilidad de trabajar en la nube es uno de los grandes pilares sobre los que se sustenta cualquier estrategia moderna. En parte esto se hace posible porque nos encontramos ya en una etapa de madurez del entorno Cloud (teniendo en cuenta que los primeros SaaS surgieron allá por 1999).

Hoy en día ya no es tan necesario gastar energía en explicar y vender a clientes y trabajadores los parabienes de esta tecnología. Estamos en una fase ejecutiva, de aplicación real y tangible, que permite parametrizar con claridad y evaluar la rentabilidad de su implementación. El entorno Cloud traza pues el camino a seguir y solo hace falta elegir el proveedor con el que se desea ir de la mano.

¿Qué es Amazon WorkSpaces?

La adopción de estrategias cloud y la universalización de uso de las plataformas que lo hacen posible también han ido consolidando necesidades clave como la escalabilidad, la seguridad o la capacidad de integración. Aquí los servicios de escritorios virtuales se posicionan como una ventaja competitiva.

Amazon WorkSpaces se ha situado claramente como uno de los servicios más potentes. Lo hace tanto por el gigante tecnológico que lo sustenta, como por su versatilidad en todos los ámbitos. Esta solución DaaS (Desktop as a Service) cumple con la premisa que presupone la adopción de una estrategia Cloud: permitir consumir tecnología de forma flexible para desplegar sus servicios con mayor agilidad y, en definitiva, facilitar el abordaje de la transformación digital de las empresas.

Características que ofrece el servicio de escritorios en la nube de Amazon.

El servicio de virtualización de escritorios y aplicaciones de Amazon Web Services pone a nuestro alcance la escalabilidad que se presupone de un servicio cloud contrastado, así como la seguridad y velocidad a la hora de desplegar los WorkSpaces. Unos espacios que ofrecen a sus empleados un entorno virtual desde el que conectarse y trabajar, desde cualquier parte del mundo o dispositivo (Windows o Mac, Chromebook, iPad, tablet Fire o tablet Android, así como en los navegadores web Chrome y Firefox).

Su capacidad de aprovisionar entornos Windows o Linux en pocos minutos y escalar miles de escritorios, hace fácil entrever el potencial que ofrece en distintas situaciones. Desde decenas a cientos o miles de empleados que necesiten trabajar en sus escritorios individuales, separados geográficamente, incluso con herramientas que requieran de acceso y gestión de datos en tiempo real. La capacidad de trabajo en paralelo de WorkSpaces es toda una garantía para evitar que los procesos puedan llegar a convertirse en los temibles cuellos de botella.

Asimismo, garantiza la máxima seguridad corporativa. Aquí los datos de la organización no se envían ni se almacenan en los dispositivos de los usuarios. Permanecen en la nube de AWS o en su entorno local.

Ventajas en tiempos de crisis

En época de pandemia por el coronavirus, el aumento del consumo y contrataciones en Amazon WorkSpaces está logrando cifras de récord (según 7Park Data, empresa que proporciona servicios predictivos de modelado de datos). Se ha convertido por derecho propio en un aliado en la nube para empresas que necesiten adaptar su infraestructura o disminuir los gastos, entre otras cosas.

La capacidad de virtualización de este servicio en la nube (administrado, a diferencia de las soluciones de infraestructuras de escritorio virtual o VDI tradicionales) puede aprovecharse para flexibilizar la estructura interna a nivel de personal.

Los departamentos de tecnología encuentran en su uso una herramienta con la que reducir sus costes directos. Todo gracias a la elasticidad y el modelo de costes flexible que elimina la necesidad de realizar una fuerte inversión inicial y de mantenimiento de la infraestructura (incluso es posible incorporar las propias licencias y aplicaciones).

Y a esto hay que sumar el factor tiempo. En pocas horas una empresa puede disponer de sus WorkSpaces operativos. Aquí se consigue una tasa de servidores desplegados/hora realmente alta, en donde procesos que antes duraban 12 horas se pueden llegar a reducir de forma drástica a apenas una hora y media. Con lo que esto puede implicar cuanto a costes para los departamentos de IT.

Desde Ausum Cloud podemos ayudarte a implementar en tu organización un servicio de escritorio en la nube. Si estás interesado no dudes en contactar con nosotros.